09Feb,18

Épocas futuras: Representantes mujeres en la historia del rock peruano

En la historia del rock nacional figuran muchos nombres de mujeres que han quedado en el olvido. Hoy hacemos un minucioso repaso de aquellas representantes mujeres que hicieron arte en nuestro país.

Liliana Mónica Rojas (Delirios Kronicos)

Tras haberse creado una especie de debate virtual a través de una publicación que hiciera la cantautora nacional Pamela Rodríguez sobre la poca participación de féminas en festivales importantes, vimos necesario hacer un hincapié a la importancia de las mujeres en la historia del rock nacional.

¿Qué tan importantes fueron las mujeres para el desarrollo de la música en nuestro país? Desde la Pastorita Huaracina, pasando por Chabuca Granda y una nueva generación que surgieron desde el 2001, han pasado muchos años, prejuicios y golpes.

Pero no solo están ellas, hay muchas otras mujeres que supieron hacer rock en un país -hasta ahora- machista que con la presencia de un mayor público femenino también creció una corriente de artistas que la supieron representar.

Acá te mencionamos algunas cantantes o músicas que forman parte de la historia de la rock y la música peruana en general:

Comencemos por la década de los 60s, el rock iniciaba a sonar en Lima pero era la nueva ola, un género que deriva del rock, la que dominaba en las radios. De esa época podemos mencionar a Chela Roselló con su famoso tema “Lo que será, será”, una versión de Doris Day en ritmo de vals, una artista que llegó a grabar un LP homónimo con El Virrey en 1964.

Con la llegada de la nueva ola también se formaron nuevas representantes como Rita Sáenz, Natacha, Elena Cortez (la vedette de moda en los 60s y 70s) con su inolvidable “Flechitas de amor” y “El amor se paga con amor”. Lucy Villa también apareció en esa época con mayor éxito y, otra que hasta el día de hoy escuchamos en la radio, Kela Gates con su “Néctar de Verano” acompañada por los riffs guitarreros de Los Belkings.

Fue justamente con Gates que aparecieron otras cantantes que paralelamente desarrollaban su carrera como presentadoras de televisión o actrices de telenovelas como Regina Alcóver o Patricia Aspillaga.

La política del general Juan Velasco Alvarado donde se buscaba saturar los espacios para el rock, que consideraba de mala influencia para la juventud, impulsando el folklore nacional, también disminuyó el éxito de la nueva ola. Aunque, como cualquier otra situación en la vida, todo tuvo su final y el rock logró reinsertarse con fuerza.

Ya con el éxito de El Polen encima, aparecen bandas como Lita y el Ayllu y Breeze con una jovencita Roxana Valdivieso y su melodiosa voz que llegaron a cosechar una buena cantidad de seguidores.

Pasaron varios años y, como habrán visto, aún la presencia femenina en bandas o como solistas, son mínimas. Son los grupos donde la figura del hombre predomina los que se llevado la mayor cantidad de elogios. Nombres como Los Saicos, Belkings, Traffic Sound o Los Yorks eran los favoritos del público.

Con la llegada de los años violentos para nuestro país también se dieron respuestas agresivas. Pensamientos rebeldes, que no deseaban quedarse callados y encontraron en la música -más específicamente en el rock- una manera de expresarse. Estamos hablando de la década de los 80s donde nacieron una buena cantidad de bandas aunque con una mínima presencia de mujeres.

Sin duda que escribir de esta época del rock subterráneo es tener presente a Patricia Roncal Rolera, más conocida como María T-ta que se iniciara en la movida como corista de la banda Flema formada en Enero de 1985. Luego su figura llamó la atención por ser la primera front-woman de una banda en ese entonces con Empujón Brutal, La Concha Acústica y María T-ta y sus puntas.

Delirios Krónicos apareció en 1986 con una maqueta que resaltaba por aquella linda voz de la también periodista Liliana Rojas Samanez. Temas como Silencio Total (cover de Los Shapis), Épocas Futuras o Danza Ondulante son hasta el día de hoy recuerdos imborrables. Se volvieron a reunir en el 2014.

En los inicios de Voz Propia también existió una cuota femenina con Ximena, quien realizaba los coros. Támira Basallo es otro nombre importante dentro de la escena subte tras haber formado parte de Excomulgados, donde tocaba la guitarra, Salón Dada, donde tocaba el bajo y era la voz compartiendo escenario con Mónika Contreras en la guitarra donde incluían letras basadas en textos de Jose María Arguedas y Jorge Eduardo Eielson, y Col Corazón, una banda que formó con Jaime de Lama que mezclaba la instrumentación con un profundo mensaje emitido por Támira.

Con los 90s encima y la llegada de la generación de MTV con los géneros que eran famosos en el mundo se fueron diluyendo las propuestas antes planteadas con un mensaje socialmente crítico. En esta época también hubieron interesantes voces femeninas como Nina Mutal junto a Banda Azul y Alejandra Pérez Pietro con el regreso de G-3.

Párrafo aparte se merece Sandra Requena que apareció junto a Espirales y que luego recaería en Metadona con esa melódica y melancólica voz tan peculiar. La disolución de este grupo cedió la posibilidad de crear otro proyecto bajo el nombre de Atómica en el 2002, banda que hoy es una de las más emblemáticas del rock nacional.

Como leen ya ingresamos a la primera etapa del nuevo milenio y es preciso apuntar los nombres de Pierina Less, vocalista con un estilo propio e interesante con Madre Matilda, que con su segundo disco Círculos logró posicionarse en la programación de MTV. Aparecen luego Claudia Maurtua de Ni Voz Ni Voto, Área 7 con las hermanas Foronda como líderes, Ysabel Omega en el Reggae y Valium, con Veronik que hoy está plenamente dedicada a su trabajo como solista.

Luego iniciaría una corriente de cantantes, compositoras y músicas peruanas que hasta el día se ha mantenido. Sin embargo, en esta escena independiente que se ha formado recién aparecen figuras importantes, que se conviertan en referencia a nivel internacional como muy pocas veces se han dado.

¿Quién dice que las mujeres en el Perú no forman parte de la historia del rock nacional? 

Compartir en: