29Jun,16

Grave denuncia contra la administración de la Feria del Libro

denuncia contra feria del libro

El día Lunes al promediar las 6 de la tarde, Patricia Paz Panizo, extrabajadora de la Feria Internacional de Libro de Lima, hizo una grave denuncia en su cuenta personal de facebook.

El mensaje trataba de explicar los malos manejos que ella observó durante su gestión como Directora de actividades culturales de la Cámara Peruana de Libro. Con frases como “Melissa que tuvo una actuación más que aprobatoria, fue criticada por ese mismo “alguien” que se negó a su incorporación POR SER MUJER, sí, imaginen, su principal argumento para no contratar a Melissa (que es poeta y tiene una maestría en logística), era que no podría ir a comer un menú con los proveedores” o “el presidente de ese lugar -la CPL-me dijo “ESO ME PASA POR CONTRATAR A HIJOS DE SINDICALISTAS”” les dejamos con el texto completo a la espera del descargo por parte de los administradores.

“Hay muchos problemas con la administración de la FIL, gastos innecesarios y más por amistades que por servicios bien hechos… te podría poner mil ejemplos… cuotas de poder internas y el patrimonialismo de quienes tienen una “chacra” de años ahí, que condenan a la CPL a una administración mediocre y con una falta de procesos y evaluación que dan vergüenza ajena.

Yo me quedé espantada de la informalidad en todo nivel. Solo tuve 3 meses para organizar la parte cultural, pero estuve un mes sin internet ni correo, ni tarjetas de presentación, ni celular, sin un informe de gestión de algún año, ni siquiera la recepcionista del primer piso recibía lo que se enviaba a Cultural, “porque no es su trabajo”. Yo tenía que bajar cada vez que dejaban una carta o algo.

Demoraron en la CPL un mes en contratar a la primera persona de mi equipo. Le hicieron 5 entrevistas entre varias personas donde cada una le decía distintas responsabilidades y salarios, nos dieron teléfonos malogrados hasta el final de la feria, nos hacían poner las actividades de sus empresas primero, separar los mejores horarios, las mejores fechas.

Y la pobre Melissa Patiño, coordinadora de logística con quien tuve la suerte de trabajar, tuvo que poner literalmente de su dinero para cubrir los gastos logísticos de feria de la 2da semana, “alguien” se olvidó de hacer firmar el cheque al Presidente. Que conveniente. Melissa que tuvo una actuación más que aprobatoria, fue criticada por ese mismo “alguien” que se negó a su incorporación POR SER MUJER, sí, imaginen, su principal argumento para no contratar a Melissa (que es poeta y tiene una maestría en logística), era que no podría ir a comer un menú con los proveedores…. Yo persistí en mi decisión y realmente no me arrepiento. Pero sí me arrepiento de haber confiado en quien me contrató.

Renuncié el día en que me llamaron para decirme que lo prometido verbalmente no se iba a cumplir y que no era posible que haya dejado a la CPL como unos “explotadores”. Me sorprendí, aunque no tanto la verdad, de que utilizara ese argumento tan pobre, pero supongo que después de una feria considerada exitosa, me tenían que bajonear para evitar darme un bono de feria, como obviamente hicieron.

En breve, los supervisores de las 8 salas necesitaban estar conectados conmigo y el equipo de coordinación (solo 2 más para las 650 actividades los 17 días…) pero a pesar de estar presupuestado nunca nos dieron los RPM, a la 2da semana de mala gana aprobaron la compra de tarjetas de recarga (????) lo que hacía todo bastante tedioso e ineficiente. Yo tenía que recepcionar y manejar la frustración de todos quienes ganaban 800 soles por más de 10 horas diarias en fiestas durante 17 días incluyendo feriados.

Personalmente pienso que es poco si esperas un perfil de un profesional con el aplomo para pararse frente a una sala y presentar la actividad, manteniendo el criterio con claridad en todo momento. No fue fácil hacer un equipo en unas pocas semanas. En una reunión solicitada por mis jefes, con todos los supervisores, expuse que agradecía el compromiso de los chicos y entendía que el presupuesto con el que contaba la CPL no era el ideal pero que a pesar de todo, ellos le ponían todo el punche. Bueno ESO fue traducido por mis jefes como un insulto a la CPL donde yo era “la buena” y ellos “los explotadores”. Yo pensé que era tan tonto lo que me comentaron ellos tras esa reunión que quedaría ahí, pero NO. Salió el día que renuncié, el presidente de ese lugar me dijo “ESO ME PASA POR CONTRATAR A HIJOS DE SINDICALISTAS” y para mí ahí se acabó todo, me dije: “en serio tengo que aguantar que se metan con mi viejo?” Y le pedí a ese señor que prefería dar un paso al costado, que si me dejaba hasta fin de agosto para terminar mi informe. Me dijo que no, que quería mi carta de renuncia con fecha de ese día, Pude decirle que no, que me botará si quería, pero realmente no pude hacer cálculos. Me dio demasiada tristeza, que hasta ahora me dura”.

 

Compartir en: